la-crisis-de-los-cuarenta-y-yo-con-estos-pelos-cabecera1

Todos los que hemos pasado los 40 solemos transitar por distintas etapas que la psicología insiste en llamar la crisis de los 40.  Pero por qué “los 40”? El plural no es inocente. Un prologo a una década de reminiscencias de todo aquello que creímos haber perdido en nuestra primera juventud  O sea, desde los 40 a los 50 son los años donde como presos de una amnesia cartesiana, intentamos recuperar eso que nos parece que no fue suficiente, como si la inexperiencia de nuestra primera juventud nos diera una segunda chance y ahora, a pesar que a veces el cuerpo no nos acompaña, un nuevo motor de empuje hace que resistamos al tiempo y le gritemos al espejo “Aca estoy!” Los 40 es la etapa de la experimentación.

Muchas son las formas: desde un narcisismo exacerbado hasta la apertura a un nuevo tipo de ridículo sin importar la mirada del otro, algo que todos los cuarentones deberíamos celebrar y actuar.  Todo es cuestión de historia, tiempo y en como metabolizamos las canas.

Mi entrada a los 40 coincidió con mi mudanza a Londres.  Una ciudad cosmopolita y extrema, donde poco le importa a la gente lo que te pones -si lo que decís, pero eso es tema para otro post-.  o lo que decidís hacer de tu vida.  Venir a Londres fue la salida de mi propia  caverna platónica. De alguna manera, y siguiendo la linea de esta alegoría, todos salimos a estas alturas de la zona gris de la inexperiencia para ver  una nueva luz de auto conocimiento o por el contrario, estar peor que antes y adentrarte a la obscuridad de un absoluto pelotudismo. Un pelotudismo que es nada mas ni nada menos, una desesperada forma de rescatar lo que aun tenemos de jóvenes.   Pero como hace un cuarentón desesperado como yo para no perder esa cuota de joven creativo y evitar ser devorado por las garras del capitalismo mas brutal? (?)

He aquí algunos puntos de mi misión rescate:

1) Me compré una máscara, me la puse, salí a la calle,  subí dos fotos y explotó Instagram. Theimperialsoldier tiene mas de 5000 seguidores.  el 80% del publico no sospechan que debajo de esa mascara hay un boludo de mas de 40. De todas maneras, un exito total.

Cada foto tiene su referencia o reflexión de este Soldado Imperial que fue exiliado a vivir en la tierra y te cuenta a través de fotos lo cotidiano de su realidad terrícola. Los textos estan en ingles, igual si no lo hablas o lees, las fotos son lo suficientemente creativas (bah…eso creen al menos los mas de 5000 seguidores)

Screenshot_20160826-224201Screenshot_20160826-224529

Screenshot_20160826-225313

2) Mi primer blog: Mi familia, Londres y yo.  Terapéutico por demás. Fiel compañero de mis primeros años en Inglaterra.

Screenshot_20160826-230413

3) Clásico de cuarentón. Coleccionar boludeces y exhibirlos orgulloso en un lugar destacado de tu casa como para reafirmar la inmadurez con dignidad frente a tus amigos.  Yo redoblé la apuesta y me los llevo de viaje…..El oso con cara de orto se llama  Blizzard y es de una colección de un artista llamado Frank Montano de Estados Unidos. El Blizzard fue uno de los vinyl art toys que mas me costó conseguir.

Sobre esta nueva “afección” podes leer el post De Japones perturbado en este blog.

20160918_120712-0120160916_191841-0120160915_151727-0120160704_161918-0120160704_130805-0120160701_125652-0120160628_095810-01

20160915_145642

Los minions se colaron a ultimo momento.

20161031_173231-01

4) La revancha del piano. De chico estudiaba piano, me gustaba, era bueno pero no conté con el apoyo que necesitaba para seguir estudiando. Me enojé mucho con este instrumento injustamente. Guardé mis partituras y las volví a abrir luego de terminar la universidad, retomé clases en Buenos Aires y  cuando llegué a Londres me compré un piano y si bien sigo preso de un pánico escénico, cuando estoy solo puedo conectarme con obras que incluso, me emocionan al escucharme. A mis 40 me dije “si” a los “no” de mis viejos.

5) Un nuevo sentido estético. La fotografía fue sin ninguna duda una de mis facetas que mas satisfacciones me dio. No sé si son buenas o no, pero sacar fotos es uno de mis hobbies favoritos en la actualidad. Incluso unos amigos hicieron un libro para regalarme una navidad con todas mis fotos, desde la tapa hasta la última hoja.

20160827_114813-0120160827_114826-0120160827_114849-01

Screenshot_20160827-113808-01

Screenshot_20160827-113850-01-01

 

6) Mi inimputabilidad…si, ese soy yo.

img1463862760813

7) Chupines y ropa mas ajustada. Una fija de cualquier cuarentón que se mantiene en forma, o al menos lo intenta. Si sos flaco y alto, dale para adelante, y si sos gordo y te querés enchupinar, también!

 

Uno hubiese esperado llegar a los top 10, pero por razones de autopreservacion decidí mostrarles solo los primeros 7.

_________________________________________________________________

Estaba pensando en un remate para este post cuando me di cuenta que si el comienzo hablaba sobre lo desestructurado, el despojo y la creatividad…Que me importa si no hay un cierre original, no?.

Saludos desde el Termo,

S.