Etiquetas

-Quién puede ser tan boludo de llamar por teléfono y comprar algo?.

Muchas veces te lo habrás preguntado al hacer zapping un día que te quedaste al pedo un sábado en tu casa y por casualidad pasaste por “programas” donde un frustrado estudiante de locución o algún proyecto de modelo venido/a a menos promocionaban productos totalmente inútiles y de procedencia dudosa, donde la misión principal es hacerte creer que si llamabas dentro de los próximos veinte segundos serias el afortunado de llevarte un producto de mierda made in Nicaragua.

Bueno, ahora si ya puedo empezar a contarte como adquirí mi Vibramax.

Si bien siempre fui de contextura delgada, las empanadas, facturas y fideos con queso empezaban a desarrollar un bulto onda Manitu en la parte superior delantera denominada pansa.  Entonces decidí hacer algo: Anotarme en el gimnasio, no ir y buscar una alternativa mucho más cómoda y es así como una noche este programa de “Llame SHA!” me había dado la solución perfecta.

vibramax

 

El Vibramax consiste básicamente en una faja conectada con una batería y a un control remoto que te emite sondas que te destruyen las grasas. Como? revolviéndote las tripas y quemando las grasas mediante distintos programas  y acondicionamientos de fuerza y resistencia (nunca sucede, claro) .  Pero desconociendo el resultado final, la caja llegó y fui feliz por unas semanas..

Como todas estas mierdas que uno se compra desde la ansiedad y desde andá a  saber que lugar, terminan parando en un cajón para luego continuar su camino  a la basura y vos sumando mas existencialismo autodestructor preguntándote para que carajo lo compraste. Pero si hay algo que le tengo que agradecer a esta tecnología para panchos es haberme hecho saber que en mis riñones estaban alojados una lindas piedritas llamadas cálculos renales. Con el uso indiscriminado del Vibramax (turbo) los cálculos salieron disparados por toda la vejiga, los riñones y seguro quedo alguno en alguna de mis corneas. Si alguna vez sufrís de un cólico renal y sos hombre, no se lo cuentes ni a tu mujer, amiga, vecina etc, porque las muy hijas de puta lo primero que te van a decir es”:

-Ves? ya sabes lo que se siente? eso es lo que sentimos nosotras al parir y no hacemos taaaanta alaraca.

En mi caso no solo lo supe, sino que terminé  patas para arriba en un quiforano como si fuese a parir, muy acorde a lo que las brujas me habían profetizado.

Los médicos te dicen que incluso es bueno el movimiento ya que eso hace que los cálculos renales se suelten y se promueva de esa forma la expulsión, pero yo no solo no sabia que los tenía, sino que me los redistribuí por todos lados de una manera no tan natural.  Una cosa es caminar y estar en movimiento para expulsarlos como comenté , y otra cosa es ponerte una faja del demonio a ochenta revoluciones que no solo te quema las grasas, sino te pone las tripas de bufanda.

Llego el día.  Luego de varios padecimientos e idas al hospital se decidió operarme ya que algunos cálculos estaban en la vejiga y por medio de un procedimiento que, disponiéndome en una silla como la que supongo utilizan los ginecólogos patitas para arriba, estaba listo para la intervención. Dado que la cirugía es muy rápida la sedación debe ser administrada de una manera también rápida. Eso significa que yo tenia a tres tipos entre mis piernas -No, no es lo que yo hubiese esperado- con una manguerita bieeeeen larga que seria introducida por mi uretra para llegar por ahí hasta mi vejiga y destruir las piedras. Una vez que estaban todos listos, prácticamente con esa manguera en la puerta de entrada, recién ahí me dormirían. Incluso recuerdo haberles dicho: “Muchachos, denme un poco de dignidad y duermanme SHA!”. Creo que se cagaron de risa y lo único que recuerdo es contar de 10 a 1 como me lo indicaron y una voz en off que repetía dentro de mi cabeza sin cesar: Llame ya! Llame ya! Llame ya!…..

Meses después me anoté en el gimnasio, exorcicé esos kilos demás cerrando un poco la boca y divorciándome de los deliverys (lo que mas extraño de la Argentina).  Mi única duda con todo esto es: Habré tenido que leer la letra chica en el manual  del Vibromax?…